sábado, 24 de octubre de 2015

Por qué no se puede decir que un apellido es Sefardí

Por qué no se puede decir que un apellido es Sefardí
En España, es habitual considerar que los apellidos propios de los judíos son todos aquellos que tiene origen toponímico (del lugar de procedencia o detalles geográficos de la zona), de oficios (profesiones, habilidades), o patronímicos (que vienen de un nombre propio). Pero también aquellos que toman una cualidad física o psíquica para identificar a una persona.

Se considera que la tradición sefardí tomaba, tradicionalmente, sus apellidos inspirados en personajes bíblicos, aunque es algo que también ocurre en las religiones islámica o cristiana. También fueron fuente de inspiración motivos naturales, metales, piedras preciosas, o nombres de colores. Pero no hay que olvidar que muchos judíos conversos optaron por adaptar sus apellidos a la voz cristiana.

A día de hoy, es imposible asegurar si un apellido es sefardí o no. Aunque se han publicado muchas listas que asegurar que los apellidos contenidos en ellas son de origen sefardí, no constituyen un modo de prueba suficiente para considerar a la persona como tal. Nuestros abogados están documentándose sobre el origen de la lengua ladina o haketía, para poder probar el origen de ciertos apellidos. Pero para lo que nos interesa aquí, no es suficiente. Existen formas más fiables de acreditar la condición sefardí, así que no dude en preguntar en nuestro despacho de Madrid todas las dudas que tenga. Estamos aquí para ayudarle.

Safe Creative #1507070187284

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información